Personalidad madura

La personalidad es el sello particular de cada persona como resultado de su herencia, el carácter o ambiente y su biografía, según Enrique Rojas. Hoy he asistido a una de sus conferencias en el Club Siglo XXI en la que ha abordado el decálogo para desarrollar una personalidad madura, el cual recojo a continuación:

  1. Se conoce a sí mismo tanto en aptitudes como en limitaciones.
  2. Tiene claro un proyecto vital en tres grandes ámbitos: el amor, el trabajo y la cultura o inteligencia.
  3. Tiene un buen equilibrio psicológico entre la razón y la emoción.
  4. Cuenta con una temporalidad sana, es decir, vive el presente, asume el pasado y sueña con el futuro.
  5. Capacidad para aprender de la experiencia.
  6. Capacidad para encontrar el sentido de la vida. La filosofía es, según Rojas, la meditación de la vida.
  7. Tener una actitud férrea y consistente. Es decir, una inteligencia emocional que se traduce en cuatro apartados: orden, consistencia, voluntad y moderación.
  8. Buena capacidad para la convivencia con otros.
  9. Tener sentido del humor y, sobre todo, saber reírse de uno mismo.
  10. Buena salud física y psíquica.

Una personalidad madura no es perfecta, sino que aquella que nos permite ser felices. Me ha gustado esa idea.