No es negocio, es ocio

_39279041_barca_mascot

“No es negocio, es ocio” fue lo que dijo ayer en unas conferencias en Málaga a la hora de hablar de su compañía Santiago Errando Mariscal, gerente del Estudio Mariscal. El evento se llegó a cabo dentro del Programa Emprende 21, al que asistieron 500 estudiantes y en el que participé junto con Santiago Errando Mariscal y Franc Ponti, profesor en EADA y autor de diversos libros sobre creatividad e innovación.

El Estudio Mariscal, más en concreto su fundador el valenciano Javier Mariscal, se dio a conocer al gran público por el diseño de la mascota de Cobi para las Olimpiadas de Barcelona 92. A continuación recojo algunas ideas que me gustaron de su conferencia (que parecía más bien una poesía con imágenes verbales y gráficas) y los consejos que dio a los jóvenes.

  • Nos pagan por aprender
  • Hay que vivir lo que quieres vivir a pesar de todo y de todos
  • No trabajes, disfruta
  • Un cliente es un potencial amigo
  • Ser sabios es alcanzar el equilibrio
  • Cuando todo va muy bien, algo estamos haciendo mal
  • Cuando todo va muy mal, algo estamos haciendo bien
  • No busques, mira
  • La incertidumbre es la realidad
  • El diseño es una mentira bien contada
  • Si corres, siempre llegas tarde
  • La ilusión se cultiva y se comparte
  • Cuando tienes una oportunidad de expresarte, intenta hacer algo más.

Franc Ponti dio una extraordinaria conferencia sobre creatividad y dio las siguientes claves para desarrollarla:

  1. Pensar zen: Hay que tener tiempo para ser creativos
  2. Pensar Po: Desafiar los convencionalismos, como hace el banco UMPQUA Bank en Estados Unidos.
  3. Think Open: Abrir la mente, como hizo el inventor del Velcro.
  4. Pensar con fluidez. Mencionó el estudio de Csikszentmihalyi, autor que me encanta.
  5. Conectarse con emociones positivas (le agradezco la mención de NoMiedo)
  6. Alegrar la mente, como hace el Cirque du Soleil
  7. Pensar entre todos.

Por mi parte expliqué el “para qué ser emprendedor”, las dificultades a las que se enfrentan y claves para poder emprender un negocio. Desde aquí agradezco a la Diputación de Málaga y a la Universidad de Málaga la amable invitación.

Manager Business Forum

Ayer di la conferencia inaugural en el Manager Business Forum de Barcelona. Le agradezco a la organización la amable invitación, ya que no cabe duda de que es uno de los eventos más importantes en España y con mayor número de asistentes -de hecho, había inscritas 2.000 personas-. Presenté el concepto de Liderazgo 2.0, que considero apasionante y que podría revolucionar el mundo del management del que nos hemos especializado en InnoPersonas. En otro post lo comentaré con más detalle. A continuación, cuelgo mi presentación y el video de ayer.

View more presentations from innopersonas.

Estos días, además, de la conferencia de Manager Business Forum, he tenido el placer de participar en el Foro Burgos. Era la primera vez que iba y me pareció extraordinario poder estar con expertos de la talla de Xavier Sala, Emilio Ontiveros (uno de mis mejores profesores en la Universidad Autónoma de Madrid), Pedro Luis Uriarte (persona a la que admiro por su capacidad profesional y su calidad humana), Emma Fernández (impresionante el trabajo que está haciendo en Indra) y José Ignacio Nicolás Correa (Presidente de Nicolás Correa), entre otros.

También participé la semana pasada en el Programa Lidera, con María Benjumea (una persona con un entusiasmo admirable) y María José Pérez-Cejuela, Directora General de la Mujer, quien tuvo una intervención que me encantó sobre los miedos en la vida pública. El Programa Lidera busca impulsar el liderazgo de las mujeres y me encantó conocer mujeres con tanto empuje y tan luchadoras.

Por último, el sábado estuve en Jaén en las Jornadas de Voluntarios Digitales y fue todo un placer conocer a personas que dedican parte de su tiempo a ayudar a otras en el acceso a la Era de la Información. Creo que aquella sociedad que dé la espalda al acceso de Internet perderá competitividad en pocos años. Por eso, el programa de voluntariado es magnífico (colgaré mi presentación del NoMiedo en próximos posts, porque quiero ponerlo también en inglés) y aprendí mucho de sus experiencias.

Iterar para emprender

arte-emprenderEn épocas de incertidumbre una de las opciones que se presentan es la de emprender un proyecto. Evidentemente, en los momentos actuales es más difícil el emprendizaje que en situaciones de bonanza, por lo que es importante llevarlo a cabo con más sentido común que nunca. De estos temas estuve hablando la semana pasada en dos congresos muy interesantes ,en los que tuvieron la amabilidad de invitarme: La presentación de la cátedra Qui pot ser empresari? de la Universidad de Valencia, y el Congreso sobre Innovación organizado por el periódico Noticias de Gipuzkoa.

Una de las técnicas para ponerle sentido común a un proyecto de emprendizaje es iterar.  Resumo a continuación algunas ideas que comenté la semana pasada:

Soñar el proyecto. Atreverse a soñar adónde se quiere llegar. De ello, hemos hablado varias veces (por cierto, me ha encantado en esta línea el discurso de Penélope Cruz sobre la capacidad de soñar, enhorabuena por tu Oscar).

Ceñirse a la esencia de lo que se quiere emprender. Es un momento para regresar al valor de lo auténtico y abandonar lo superfluo o aquello que nos desfocalice en nuestro proyecto.

Iterar con la realidad: No es momento de grandes planes ni de grandes inversiones. Se trata de montar estructuras con los mínimos recursos y testar el mercado, los clientes… La velocidad es tan grande que podemos quedarnos paralizados en el análisis. Por eso, es bueno iterar, es decir, probar, ajustar, probar… Estamos en el mundo del aprendizaje continuo.

Seleccionar un buen equipo de compañeros de viaje. Con los socios se han de coincidir en los sueños (por eso la técnica de proyectar cómo imaginamos nuestra empresa de aquí a cinco años o a diez es muy positiva para ver si estamos todos alineados); y luego ser complementarios en las capacidades. En este punto, es fundamental evitar los “passion killer” o los asesinos de pasiones. Si la intuición nos dice que una persona no es buena como socio, mi sugerencia es seguir esa opinión. Es muy difícil que la química entre personas mejore y puede que el precio a pagar sea demasiado elevado. Además, he escuchado demasiadas veces a responsables de gestorías empresariales que la principal causa de mortandad en las micro/pequeñas empresas es la relación entre los socios.

Por último, me gustaría comentar que ojalá se emprendieran más proyectos como el que está llevando a cabo la Universidad de Valencia desde hace diez años para favorecer el emprendizaje. Cuarenta alumnos seleccionados de segundo ciclo de carrera tienen la opción de cursar una asignatura sobre como emprender un proyecto, donde los profesores son empresarios que creen en su aportación a la sociedad, de la talla de Juan Roig, fundador de Mercadona; o Paco Pons, presidente de Importaco y actual director del programa. No es un curso teórico, sino de práctica y de reflexiones personales. Es un claro ejemplo de refuerzo de relaciones entre la universidad y la empresa. Enhorabuena por el proyecto.

La adicción al trabajo y la agencia matrimonial

Este verano he tenido la oportunidad de leer el libro de “Vencer las adicciones” y me ha resultado interesante el análisis que realiza Deepak Chopra sobre el adicto. Según Chopra el adicto es quien busca salir de su vacío existencial pero en el lugar incorrecto, que puede ser el alcohol, las drogas, el sexo… en fin, todas las adicciones que se nos puedan ocurrir.

Me ha gustado porque no presenta al adicto como un ser débil, sino como una persona que tiene de positivo el espíritu de la búsqueda. Dice el maestro hindú que eso le da una gran fuerza para, una vez canalizada su energía, poder encontrar una mayor realización. El punto de partida es el famoso vacío existencial en un mundo lleno de cosas, que nos hace buscar placer o nos anestesia (que también está esa variante) para olvidarnos de la infelicidad.

El libro me ha hecho reflexionar sobre la adicción al trabajo, a la cual por cierto no dedica demasiadas páginas. Mientras que unos beben para olvidar, otros pasan mil horas en la oficina olvidando también a la familia, amigos… y a sí mismos. Sin embargo, la adicción al trabajo no está mal vista en nuestra sociedad. Ese es el problema. Culpamos a las empresas y a las obligaciones en las que nos vemos inmersos (muy ciertas en nuestra sociedad latina), sin embargo no revisamos nuestros propios planteamientos. Conozco muchas personas a las que les fascina su trabajo porque es creativo y porque se sienten muy realizadas, de ellas no hablo; me refiero a aquellos que no quieren volver al silencio o soledad de su casa y se inventan mil excusas para continuar ahí. El problema se agrava cuando dichas personas adquieren la posición de jefes y obligan al resto a continuar en el trabajo hasta horas intempestivas. Son también adictos y quizá debería haber clínicas de desintoxicación para este problema. Como dice Chopra, el trabajo se ha considerado como algo muy serio y “la seriedad es una condición tóxica de la mente”. Cuando se trabaja tantas y tantas horas, ¿es necesario o es una elección? Cuando algunos de estos adictos comienza a disfrutar con otro tipo de placeres, como estar con los amigos o tener alguna afición, el trabajo pasa a ser algo menos serio… Y esto me recuerda a un directivo de una empresa pública que me contó que sus colaboradores, con quienes tenía mucha confianza, un día le dejaron en la mesa una tarjeta de una agencia matrimonial con el siguiente mensaje: “¿Por qué no pruebas a llamar y así trabajas menos?” ¿Su trabajo era necesidad o elección? En cuanto encontró un equilibrio en su vida personal se comprobó que era más una necesidad de olvido de sí mismo…

¡Cuántas agencias matrimoniales harían falta en nuestras empresas!

La necesidad de transparencia

Si hay una lección que debemos extraer de la crisis actual es que la transparencia es clave para el futuro de nuestras organizaciones

Jean-Claude Trichet, Presidente del Banco Central Europeo

La transparencia es una de las necesidades que se están demandando ahora en nuestras economías por todo lo que estamos viviendo. Pero esa necesidad también ocurre en las empresas y un agente que lo facilita es precisamente la tecnología. De ello estuve hablando esta semana en el Congreso “Gestión Integral del Capital Humano” organizado por Cezzane Software en el Santiago Bernabeu (muchas gracias a José Manuel Villaseñor, su Director General, por la invitación). El congreso fue muy interesante porque estuve entre colegas que expusieron distintos puntos de vista diferentes sobre el talento y en situaciones como las actuales.

En mi caso traté sobre la “Gestión del Talento sin miedo” y presté especial atención al impacto de la tecnología en las empresas que ha conseguido crear entornos más colaborativos y más transparentes. Hace años, cuando no existía email ni Internet, la información llegaba de una manera mucho más puntual a los colaboradores. Quien tenía la información, tenía el poder. No hay duda. Por ello, las organizaciones eran más opacas y se generaba más miedo. Sin embargo, la tecnología, junto con otros cambios como la mayor formación de las personas, ha logrado que exista más información en cada uno de los puestos y donde el poder basado en retener ciertos datos esté cambiando.

La transparencia es sinónimo de libertad y de valor añadido. Cuando uno aspira a un puesto y se lo dice a su jefe, es bien distinto si esa persona sabe si su petición se ha tramitado o se ha quedado en la conversación con su responsable. Cuando hay claridad, se puede saber quién aporta más que otros más allá de la capacidad personal de automarketing.

¡Bienvenidos al mundo de la colaboración!

¡Bienvenido al mundo de la colaboración! Podría ser uno de los lemas en las actuales organizaciones…. Incluso, entre las competidoras. El Volvo S40 y el Mitsubishi Carisma se construyen en la misma fábrica, en Gante, Bélgica. La empresa de embotellado Seven Up/RC elabora el té helado de competidores como Lipton y Arizona en los mismos tanques. El mundo no se ha vuelto loco, sencillamente las empresas se han hecho más inteligentes. ¿Por qué? Porque los resultados superiores en este nuevo entorno se obtienen a través de la colaboración, ya sean clientes, colegas o incluso, competidores. Me gusta mucho las reflexiones que hace José Cabrera en su blog sobre las cuatro razones para tender hacia una economía colaborativa:

  1. Las nuevas oportunidades de colaboración masiva que nos facilita la Web 2.0
  2. La llegada a nuestras escuelas y organizaciones de la primera generación de Digitales Nativos.
  3. Las nuevas estructuras de creación de valor generadas por las Redes Sociales.
  4. Los nuevos modelos de negocio emergentes creados en la nueva economía global en red o “Wikinomía”.

Todo ello, en opinión de José Cabrera, obliga a las compañías a resolver las 3 incompetencias sistemáticas de las organizaciones actuales: Ser poco flexibles; poco proclives a los cambios e, incluso, hostiles a la innovación; y no ser capaces de lograr que sus empleados den lo mejor de sí mismos.

Así pues, para entrar en la Era de la Colaboración tenemos los medios tecnológicos pero nuestro reto está en saber transformar las culturas y nuestra forma de actuar, más basada en la confianza que no en el miedo.

Y este modo de funcionamiento es clave incluso cuando una persona monta su propia empresa, tema del que hemos estado tratando este fin de semana en el “Encuentro para la creación y consolidación de empresas lideradas por mujeres en Almería“, organizado por el Instituto Andaluz de la Mujer. Desde estas líneas felicito a la organización por el evento y les agradezco su amable invitación. Tuve la oportunidad de conocer experiencias de primera mano de empresarias, autónomas y compañías que se han unido en asociaciones como la del mármol para afrontar los retos. Parece que en la medida que seamos capaces de aprovechar las oportunidades de colaboración conseguiremos ser más eficientes, además, de tener estructuras de costes más acordes a los tiempos que corren.

Cuelgo mis conferencias en Internet

He descubiero el programa SlideShare que permite colgar e intercambiar presentaciones en la red. Me ha parecido muy interesante y he decidido a partir de ahora ir colgando cosas varias: Conferencias mías (aunque suelo poner mucha más imagen que texto), estudios que he realizado, los gráficos de los libros… en fin, voy a compartir más información por si a alguien le interesa.

Comienzo con una conferencia sobre el compromiso y el talento, concepto que he tratado en varios foros.