El coraje de Teresa Valcarce para que EE UU cumpliera una promesa hecha en el siglo XVIII

Los “imposibles” dejan de serlo por el coraje de alguien. Así lo demuestra el documental Una promesa casi olvidada, dirigido por la canaria María Rozmán, que acaba de conseguir el Emmy al mejor reportaje histórico cultural. En 1783 el Congreso de Estados Unidos dicta una orden para que se cuelgue el retrato del militar español Bernardo de Gálvez, en reconocimiento a la ayuda que había prestado en la Guerra de la Independencia. Pero aquel cuadro nunca se colgó y hubo que esperar hasta 2014 para que una española, Teresa Valcarce, consiguiera el “imposible”. Teresa es un ejemplo de coraje y de determinación pura. Vive en Washington D.C., trabaja como administrativa en una entidad de educación y de manera completamente fortuita supo de esta promesa incumplida. Cuando le pregunto sobre qué le despertó su coraje, comparte las siguientes claves que podemos aplicar cada uno de nosotros en nuestros objetivos:

– Asumir la responsabilidad. “Soy madre. Al igual que lucho por mis tres hijos, también lo hago por los objetivos en los que creo”, dice Teresa. La mayor parte de las personas caemos en la queja, en lo que debería hacerse y no ocurre. Se ve en las empresas, en las familias o en la sociedad en su conjunto. Sin embargo, las personas-coraje luchan. No se quedan de brazos cruzados, esperando a que alguien venga a resolverles la vida. Teresa podía haber criticado la situación y haber aguardado a que desde algún despacho importante se enviaran más cartas. Pero no. Ella lo vivió como una responsabilidad personal, que le empujó a dar su primer paso.

– El camino es la victoria. Para Teresa su éxito no fue solo que se colgara el cuadro (que por supuesto), sino la cantidad de aprendizajes, experiencias y las más de 1.500 personas que ha conocido durante los dos años que llevó el proceso. Y es ahí donde hay que poner el foco. Como reconoce: “No existe ninguna universidad en el mundo que me pudiera enseñar algo tan poderoso como lo que aprendí en términos legales, históricos, diplomáticos… incluso de lobbies en el mismo Washington”.

– Sin miedo a las caídas. El miedo paraliza la pasión. Si pretendes conseguir algo que nadie ha hecho antes y tienes pánico a equivocarte, es posible que desistas. Hay siempre mil argumentos para ello. En su proeza, Teresa se encontró con un sinfín de obstáculos, incluso de lugares y de personas que nunca podía imaginar a priori. “Pero no desistí, porque saboreaba el camino y lo que estaba aprendiendo”.

– Generosidad. A Teresa no le motivaba algo relacionado con el dinero. Era un ideal. Creció viendo a su padre involucrado en causas que creía que había que mejorar o cambiar y “los amores de familia nos marcan a fuego”, reconoce. Y es posible que las causas limpias, sin recovecos, sean las más poderosas, las que despiertan la generosidad en el otro. “Si he conseguido que se colgara el cuadro fue gracias a la ayuda de muchas personas: de senadores estadounidenses, de los medios de comunicación que me ayudaron incluso desde el principio, del mundo universitario, de historiadores, de la Asociación Bernardo de Gálvez…”.

En pocas palabras, coraje es un término que proviene del latín y significa “poner el corazón por delante”. Si somos capaces de asumir la responsabilidad por lo que luchamos, entendemos que en el camino está la victoria, no tenemos miedo a las caídas y realmente somos generosos, es posible que tengamos más capacidad de encontrar el coraje para luchar por nuestros sueños. Así le ocurrió a Teresa Valcarce y así nos puede suceder a cada uno de nosotros.

El sentido de la vida desde el campo de exterminio

mauthausen_img

En una mañana soleada de agosto de 1996 conocí a una de las personas que más me ha impresionado en mi vida. Por aquel entonces, estaba estudiando francés en Perpiñán y había ido con un compañero a tomar algo. Nos sentamos y comenzamos a hablar de nuestras cosas. A nuestro lado había un anciano muy elegante, con un sombrero a la vieja usanza y un bastón con una empuñadura de metal. No paraba de mirarnos, hasta que comenzó a participar en nuestra conversación. Era de Barcelona y llevaba viviendo en aquella ciudad desde finales de la II Guerra Mundial. Su sonrisa era amplia y tenía una risa contagiosa. Se trataba de esas personas que cuando hablan, desprenden una serenidad y sabiduría que atraen. Por su optimismo y lo bien que hablaba de su suerte, cualquier hubiera podido imaginar que había tenido una vida fácil. Pero estaba equivocada. Se trataba de uno de los supervivientes del campo de exterminio nazi de Mauthausen, en Austria y hoy, 5 de mayo, se celebra el 70 aniversario de su liberación.

A este campo del horror entraron alrededor de 200.000 personas y solo salieron con vida la mitad. Se trató del campo de concentración nazi por el que más españoles pasaron: Más de 7000 republicanos fueron llevados allí durante la II Guerra Mundial, de los que solo 2000 pudieron contarlo y Juan de Dios era uno de ellos. Pero detrás de estos terribles datos se esconden maravillosas historias de superación.

Sigue leyendo

Nada sin mis valores

6a00d8341bfb1653ef01b7c70bf1b6970b-550wi

6a00d8341bfb1653ef01b8d0bbbfa7970c-550wi

Santiago es uno de esos millennials que a más de un jefe ha descolocado. En plena crisis renunció a su puesto de trabajo: ¡Chocaba de frente con sus valores!

“Si los valores son lo más importante de nuestra vida, ¿cuál es mi valor como persona si los estoy violando días tras día? Esa pregunta cambió mi vida, devolviéndome el vigor que tanto eché en falta”. 

Con sólo  21 años se hicieron realidad sus sueños. A punto de terminar sus estudios universitarios de Publicidad y Relaciones públicas, le contrató una agencia de marketing y comunicación para desempeñar un puesto de responsabilidad como Social Media Manager. Tal y como él mismo cuenta: “¡El sueño de cualquier joven en una coyuntura de crisis económica! Era un privilegiado. Un privilegiado con una familia y pareja envidiables”. Pero lo dejó. Lo dejó porque violaba lo más importante de su vida.

Sigue leyendo

“No hace falta ser grande para empezar pero sí empezar para ser grande”

6a00d8341bfb1653ef01b7c70bf1b6970b-550wi

6a00d8341bfb1653ef01b8d09587a9970c-550wi

Les presento a Ana María Cobano, dueña de esta frase y de su vida, marcada por la superación infinita. Sin lugar a dudas, héroina por derecho propio.

Ana María, ¿se puede ser feliz pase lo que pase en la vida?

Sí. Luchando día a día, aceptándote como eres, marcándote nuevos retos y creyendo en uno mismo.

Sus palabras no son teoría, son la síntesis de su experiencia. Ana María nació hace 37 años en Paradas (Sevilla), con poco más de un kilo, labio leporino, fisura palatina y graves problemas en la vista. A la sentencia de un médico consciente de lo que le esperaba: “Lo mejor será que la niña no sobreviva”, sus padres le dieron la espalda y con un amor infinito hicieron lo quelos padres hacen: luchar sin descanso para que su pequeña viviera.

A Ana María la vida le había dado a elegir entre dos cartas: víctima o héroe. A la luz de los hechos, seguramente, en la incubadora tomó la decisión: héroe. Desde el primer instante dejó ver su naturaleza indómita. Hiló su infancia entre multitud de intervenciones quirúrgicas para corregir sus problemas en la boca y en los pies, siempre con nubes en el horizonte: su paulatina pérdida de visión. Aun así ni sus padres ni ella se dejaron vencer. Ana María inició la escuela a los cinco años y coronó su formación académica con el título de Técnico Superior en Administración y Finanzas. Pero ahí no acabó. Avezada en Internet buscó trabajo y a su título sumó otros oficios y actividades.

Sigue leyendo

Pilar Jericó en Escuela de Vida hablando de Heroes Cotidianos

Pilar Jericó en Escuela de Vida hablando de Heroes Cotidianos

 

 

La economista y escritora Pilar Jericó nos presenta su libro: “Héroes cotidianos”. Pilar Jericó nos invita a superar las dificultades y aprovecharlas para trasformarnos positivamente. No somos conscientes del potencial que poseemos hasta que la vida nos pone a prueba. El blog de Pilar, www.pilarjerico.com, está seleccionado entre los diez mejores por la revista Emprendedores.

 

 

La aventura de conocerse a uno mismo

http://www.jpvillani.com.ar/wp-content/uploads/2009/02/sonreir.jpgLa aventura más difícil es la de conocerse a sí mismo. Parece que todos tenemos unas “voces internas” que nos dicen lo que tenemos que hacer: “Tienes que tener un buen trabajo” “tienes que ser el mejor en la empresa” “tienes que vivir la vida intensamente”… cada uno tiene las suyas y probablemente, el camino más difícil sea reconocer la propia voz, aquella que realmente nos conecta con lo que nosotros queremos o deseamos profundamente. Esa voz o ese centro es un deseo profundo, una intención en nuestra vida que está más allá del trabajo, de la pareja o de otros aspectos. Es de algún modo responder a la pregunta de “quién soy”, evitando las limitaciones culturales, familiares o de cualquier otro tipo que hayamos podido tener. Ahondar en este centro es muy, muy difícil…. por muchos motivos. Sigue leyendo

Resultados del estudio 2.0. sobre cómo superamos el miedo

Hace unos meses lancé una petición de colaboración a través de mi página web y de LinkedIn para conocer de qué modo abordamos las dificultades, cuyas conclusiones y experiencias me ayudaron a escribir el libro de Héroes Cotidianos. A continuación publico el archivo que recoge los comentarios de las 163 personas que participaron.

Reconozco que me emocionó (y aún me sigue emocionando) la generosidad y sinceridad de las personas y el tiempo que dedicaron a escribir hasta más de cinco páginas, como ocurrió en varios casos. Aprendí mucho de esta investigación y sé que la riqueza de las palabras es imposible que queden recogidas en este documento. Sin embargo en el archivo se recoge comentarios significativos que espero que puedan ser utilidad a las distintas personas.

Agradezco muy sinceramente a las personas que han participado y que ayudaron a la difusión del estudio (como Senior Manager, Josep Gajo o Amor Pujol, entre otros).

Por último, aprovecho para comentar que el día 23 firmaré libros de Héroes Cotidianos en Barcelona en Sant Jordi (me hace muchísima ilusión) en los siguientes sitios:

De 11 a 12h: Corte Inglés de Diagonal
De 12 a 13h: Fnac de l’Illa
De 13 a 14h: Corte Inglés de Francesc Macià
De 16 a 17h: Librería Catalònia
De 17 a 18h: Librería Carrer Major
De 18 a 19h: TMB en Plaza Catalunya
De 19 a 20h: Librería Alibri
De 20 a 21h: Casa del Libro

El día 28 de abril presentaré el libro en Valencia a las 18h en la Feria del Libro (Jardín de Viveros) y el día 21 por la tarde en La Rioja, lo que también me encanta.